¿Estás seguro de que quieres un desarrollo personalizado?

Tenía tiempo sin escribir, reconozco un poco de desgano y un poco de falta de tiempo, cóctel que paralizó mis dedos sobre el teclado, pero no mis ideas!! Así que me dije, vamos que se acaban tus vacaciones y la falta de tiempo entonces ya no será excusa…

Quisiera retomar mi blog entonces, con un tema que me apasiona bastante. Quiero escribir sobre el “desarrollo personalizado” o a medida como decisión acertada y productiva, siempre y cuando hagamos un pequeño análisis del porqué lo queremos.

En la actual revolución tecnológica, donde todo cambia, todo se personaliza cada vez más para ofrecer a los clientes soluciones con valor agregado o todo se automatiza para disminuir costes operativos, sería interesante determinar si un desarrollo a medida o personalizado es una estrategia inteligente.

Antes que nada debemos autorespondernos las siguientes interrogantes:

1.- Porqué queremos una solución a medida?

Estas seguro de que has agotado todas las opciones disponibles en el mercado? Recuerda el Principio de Pareto del 80/20? O sea, ya has estudiado una solución existente que cumple con el 80% de lo que necesitas y completarlo a tu medida solo implicará un 20% de tu esfuerzo? Porque si necesitarás un 80% de tu esfuerzo para obtener un 20% de lo que te propones, entonces la personalización no es la mejor opción. Son proporciones aproximadas, por supuesto, sólo asegúrate de no “invertir” mucho esfuerzo en algo que aportará poco valor.

2.- Es para uso interno o externo?

Debemos estar claros si queremos automatizar un proceso existente dentro de la empresa o se trata de un desarrollo de cara al cliente para ofrecerle un valor agregado; se trata de una mejora operativa o para proporcionar al cliente una mejor experiencia de servicio. Si no tenemos claro esto, podemos perdernos fácilmente de la intención original.

3.- El resultado es el esperado?

La única manera de asegurarnos de que el resultado sea tal cual lo previsto es realizar pruebas parciales, técnicas y de aceptación por parte del usuario. Así evitamos caer en los errores de muchas empresas que “gastan” en el desarrollo de una tecnología orientada al cliente o de uso interno; y luego no es utilizada por ninguno de los usuarios, por lo que no agrega valor alguno.

Es sorprendente, la rapidez como un diseño inicial cambia una vez que se utiliza. Una regla general es que el coste de cambiar algo en la fase de diseño es 1€, cambiarlo durante la fase de desarrollo 10€, y 100€ cambiarlo en el post desarrollo o una vez puesto en marcha. Para evitar estos costes por modificaciones, es importante hacer pruebas en cada fase y obtener feedback en cada etapa antes de pasar a la siguiente.

Es posible haber tenido una visión de una herramienta o producto, pero si no resuelve las necesidades, si no es aceptada o utilizada, si no área valor, sólo será la visión más costosa e inútil que se haya visionado.

4.- Tenemos el equipo de desarrollo?

Este es el mayor desafío. Tanto si es un empleado interno o subcontratado, pienso, que es necesario que la persona que realiza el desarrollo entienda el enfoque del negocio y puedo recomendar que además conozca los costes totales involucrados.

Recordemos, un desarrollo a medida no es como empieza, sino como acaba 😉 ..la vida misma.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s